Sábado 15 de Diciembre, 01:09 hs

Se trata del gremialista Eduardo Pastorini.Testigo K estuvo en protesta mapuche y no mencionó a Santiago Maldonado

Hay un misterioso militante K que estuvo presente en las protestas y cortes de ruta mapuches durante las joranadas en las que se denunció la presencia y posterior desaparición del activista Santiago Maldonado y,sin embargo,en ningún momento dijo haber visto al artesano desaparecido allí.

Estuvo en el Lof de Cushamen,habitado por mapuches,en el que se rastrean-justamente-indicios sobre Santiago Maldonado.Se trata de Eduardo Pastorini,es maestro de música,sindicalista y militante.

Hay videos y fotos en los cuales se lo puede ver, discreto, casi oculto, en varios de los hechos que se sucedieron en esas horas dramáticas en Leleque. Vio, escuchó, grabó con su cámara y fotografió. Pero al mismo tiempo, hizo silencio. La cuestión principal pasa por saber ¿por qué?Tampoco de esas imágenes que captó nunca aportó ninguna donde se puede observar al joven desaparecido hace más de 40 días.

El testigo en cuestión llegó el 31 de julio, se plegó -encapuchado- al corte de la ruta 40, kilómetro 1.848, pegado del predio de la comunidad aborigen. Allí estuvo hasta el día siguiente, 1 de agosto, cuando ya nunca más se tuvieron noticias o datos de Santiago Maldonado.

También se lo puede ver en el preciso momento en el que los gendarmes se van del lugar en el que habían perseguido momentos antes a habitantes lugareños procurando detenerlos. El camión se va sin que nadie les grite nada. Camino al predio, algunos de sus habitantes entran abrazándose.

 Pastorini nunca declaró ante el juez Guido Otranto, a cargo de la causa. La Justicia no lo convocó nunca para saber qué sabe y -llegado el caso- por qué nunca habló ni mencionó la presencia de Maldonado.

 El testigo estuvo siempre allí donde sucedieron los hechos, pero nunca destacándose en el centro de la escena. En los videos exclusivos de Clarín se lo ve mirando o registrando como si no quisiera atraer ninguna mirada. Él sí quería ver. Como al margen, pero en primera fila.

 A las seis de la tarde del 31 de julio, en el corte de la ruta, ocho personas y un perro que los acompañaba en ese piquete giraron todos sus cabezas cuando lo vieron llegar.

 Al testigo -incluso- se lo ve abrazar a uno de los impulsores de las protestas por la liberación del líder de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), conocido con el nombre de Facundo Jones, quien para sus seguidores tiene otro apellido callejero: “Jones Huala”.

El encapuchado se encontraba en el lugar con -al menos- una decena de activistas encapuchados. Lo saludaron como si lo conocieran desde hace tiempo, de acuerdo a lo que puede advertirse en las imágenes captadas por efectivos de la Gendarmería.

Un día después, con su cara al descubierto, vestía los mismos pantalones azules del día anterior, borceguíes marrones y la campera verde con la que había llegado al corte de ruta.

 El testigo Pastorini pasó a estar directamente bajo sospecha en la investigación por la causa de la desaparición de Maldonado cuando fue descubierto en varias grabaciones en video, advertidas varios días después de los hechos en la ruta.

 Pero después, algo descubierto tras una pesquisa fílmica sobre sus movimientos, Pastorini -sin tener aparentes intenciones de hacerlo- comeinza claramente a llamar la atención.

 ¿Por qué jamás mencionó la presencia de Santiago Maldonado en el lugar? Es una pregunta que aún busca respuesta.

 

 

Comentarios Libres