Martes 15 de Octubre, 14:17 hs

La banda de los González sigue vendiendo droga pese al procedimiento que desarticuló parte de la banda

Pese al duro golpe que sufrió la banda de traficantes de los hermanos Diego y Ezequiel González y su madre Paola(Foto),parte de esta runfla continúa vendiendo a los pocos días de haber sido allanados varios domicilios donde vivían los integrantes.
La administradora de la organización delictiva Paola P. (madre de Ezequiel y Diego),su otro hijo Nahuel, la osito Daiana T.,Julio el vendedor de Quequén,y varias mujeres más continúan vendiendo marihuana y cocaína, pese a que están procesados aunque en libertad.
En la investigación interviene la Unidad Funcional de Instrucción Descentralizada 30 de Necochea a cargodel Dr. Horacio Sirimarco al Juzgado de Garantías N°2 a cargo de SS Jueza de Garantías Dra. Aída Lhez la intervención telefónica de los mismos, indicó la policía en un parte de prensa.
A raíz de esa medida la policía recabó 120 horas de escuchas entre los mencionados, determinándose así en principio el funcionamiento de la organización que luego derivó en los procedimientos simultáneos.
En estos también quedó involucrado Sergio Chori Casado como supuesto proveedor y enlace con dos narcos uno de Mar del Plata y otro que viene creciendo de manera importante en este negocio en nuestro medio.
La investigación se inició cuando la policía descubrió que en la casa de una mujer que resultó ser la ex pareja de un hombre llamado Diego González, preso en la Unidad Carcelaria 6 de Dolores por homicidio calificado y venta de drogas, se estarían comercializando estupefacientes en paralelo con el hermano del detenido (también preso por homicidio, pero en la Unidad Carcelaria 15 de Batán), Ezequiel González, y parte del grupo familiar de los dos presidiarios, más precisamente un hermano de nombre Nahuel González.

La Superintendencia de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado a través de la Delegación Necochea informó acerca de una serie de operativos en el marco de una investigación que llevaba 7 meses en curso, desde que fuera iniciada en febrero de este año.Política Necochea había venido informando sobre la relación de los Rubio Gonzalez,el Chori(hoy su casa apedreada por ser considerado el autor del incendio donde murieron tres jóvenes) y mujeres de la familia Rubio.Precisamente Caco(el padre de los líderes de la banda) amenazó en dos oportunidades a periodistas de este portal tiempo atrás.
La investigación se inició cuando la policía descubrió que en la casa de una mujer que resultó ser la ex pareja de un hombre llamado Diego González, preso en la Unidad Carcelaria 6 de Dolores por homicidio calificado y venta de drogas, se estarían comercializando estupefacientes en paralelo con el hermano del detenido (también preso por homicidio, pero en la Unidad Carcelaria 15 de Batán), Ezequiel González, y parte del grupo familiar de los dos presidiarios, más precisamente un hermano de nombre Nahuel González.
"Dentro de las tareas investigativas se logró establecer que la investigada se manejaba junto a su ex pareja en sus conductas de comercio de estupefacientes con teléfonos celulares por lo cual se solicitó a través de Unidad Funcional de Instrucción Descentralizada 30 de Necochea a cargodel Dr. Horacio Sirimarco al Juzgado de Garantías N°2 a cargo de SS Jueza de Garantías Dra. LHEZ AIDA la intervención telefónica de los mismos", indicó la policía en un parte de prensa.
A raíz de esa medida la policía recabó 120 horas de escuchas entre los mencionados, determinándose así en principio el funcionamiento de la organización.
Siempre según datos de los uniformados, el detenido en Dolores comandaba la red junto a su hermano detenido en Batán. A través de su hermano Nahuel se distribuía la sustancia provista por un tal "Chori", como parte de una banda que tenía más integrantes: una mujer de nombre Daiana T (alias "La Osito") sería la encargada de introducir drogas al penal de Batán; un hombre de nombre Julio C se encargaba de vender las drogas en el bajo de Quequén; y la madre de los tres hermanos Gonzáles (Paola P) era la encargada de recolectar el dinero de las ventas y almacenar los estupefacientes para la venta en Necochea y Quequén.
Todos los miembros de la banda contaban con amplios antecedentes policiales: Diego González contaba en su haber con causas desde 2013 por robo, lesiones y tenencia de drogas hasta que terminó preso por un homicidio calificado. Su hermano Ezequiel, preso en Dolores, también cuenta con causas por robo, tenencia de drogas y lesiones hasta que terminó preso en Batán en 2016 también por homicidio calificado. "Los delitos de Ezequiel y Diego se condicen visto que actuaban juntos por lo que se los conocía como los Rubio G(onzalez)", señaló el parte policial.
Por otro lado, el hermano de ambos presidiarios, Nahuel, también era conocido por la policía, con causas por oferta de sexo, violencia familiar y robos. La Madre de los tres, Paola P, tuvo una causa en 2016 por amenazas y la mencionada Daiana T también tuvo causa por lesiones y amenazas este año. A la vez, el presunto encargado de la comercialización de drogas en Quequén, Sergio C, tenía causas desde el 2004, mayormente por encubrimiento (disponer de vehículos robados, por ejemplo).
*Las imágenes se mantienen en anonimato en virtud de evitar posibles nulidades en las actuaciones que se llevan a cabo, como asi la exhibición pública de ciertos elementos secuestrados

Comentarios Libres