Lunes 18 de Marzo, 14:37 hs

López asigna $ 21 millones de pauta ,lo que sale reparar la 59, para medios funcionales y amigos

La arbitrariedad del gobierno de Facundo López sobre el uso de la pauta publicitaria oficial ha quedado al descubierto. Con el dinero público y sin ningún tipo de control y rendición se distribuye la publicidad con criterios caprichosos, discriminatorios y con el propósito de controlar la mirada crítica y cuestionadora de la administración del Estado, pero con un agravante, someter a medios que cuentan como principal ingreso esa pauta publicitaria. De esta manera este sistema se convierte en perverso.
Tan perverso como el periodismo enmascarado del grupo Ecos Diarios que en sus tres facetas se llevará una suma total de casi 4 millones,disribuidos $ 3.000.000 para el buque insignia venido a menos el folleto matutino impreso; otros 700.000 y pico para la alicaída FM de La Costa y los restantes 376.000 para el portal Ecos Web,en suma un 19% del total del presupuesto de pauta oficial.
Segundo en el ranking del reparto de publicidad oficial es Todos Somos Necoches(TSN) con 2.949.300 pesos el 14,3.Entre los dos grupos se quedan con el 33% de la pauta oficial de 21 millones.Es decir de cada 10 pesos,3,33 pesos(un tercio)se lo acreditan estos dos empresarios locales,quedando el 66,66% para el resto de algunos medios,la mayoría amigos del jefe comunal.Tal el caso de Eleven Point de Pedro Botiglieri que percibirá $ 1.200.000 o Leandro Torcianti y su socio Jose Luis Cosio(K2) 1.440.900.
Si observáramos la pauta oficial anual total de 21 millones sería el equivalente a la suma asignada a la repavimentación de la avenida 59 entre 38 y 68 y otras arterias adyacentes.
Hoy se conoce, de acuerdo a datos obtenidos por Política Necochea, cómo se utiliza un instrumento del Estado para premiar y castigar. 
El tema tiene –además de la afectación caprichosa de recursos del Estado- una notoria incidencia institucional, ya que es una manera de afectar la libertad de expresión, con un mecanismo menos evidente y más sutil.
Antes de continuar vale aclarar que Política Necochea tiene como precepto periodístico prescindir de toda pauta oficial municipal,tanto del Ejecutivo como del Concejo Deliberante,para no hacer uso de un recurso que podría volcarse a otro destino y para evitar una relación comercial con el contratante.
Este tema no es patrimonio exclusivo del gobierno de López, aunque la reiteración de la práctica no lo exime de la crítica, y es una preocupación pues estos mecanismos indirectos pueden tender a “impedir la comunicación y la circulación de ideas y opiniones”.
¿Pero que se pretende desde el gobierno? No es sólo acallar o condicionar, sino convertir a los aparatos de comunicación del gobierno en actores centrales de las estrategias oficiales, montado sobre una estructura mediática provincial simple retransmisora de comunicados, imágenes y “buenas noticias”, con la ayuda demás de trolls y armado de redes sociales que también alimentan con dineros públicos.
Tampoco los medios de comunicación son actores pasivos en esta discusión. Cada uno medirá la discrecionalidad a partir de si se beneficia o perjudica con la distribución de la pauta. Si hoy me beneficia, el tema de la distribución de pauta no es un problema, si hoy me siento discriminado, es un atentado contra la libertad de expresión. Lo que queda claro es que no existe reglamentación que fije parámetros para este tema.
La ausencia de un marco normativo que transparente la utilización de estos recursos permite una amplia discrecionalidad en la distribución y asignación de la pauta publicitaria. La pauta puede actuar entonces como un mecanismo de control de los medios de comunicación, una forma de censura, o directamente como mecanismo para la creación de medios “amigos” al gobierno.
La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH indica que “la distribución arbitraria de publicidad oficial, como otros mecanismos de censura indirecta, opera sobre distintos tipos de necesidades que los medios de comunicación tienen para funcionar e intereses que pueden afectarlos. Es una forma de presión que actúa como premio o castigo que tiene por objeto condicionar la línea editorial de un medio según la voluntad de quien ejerce la presión”.Así se premia y castiga en el municipio de Necochea a la mayoría de los medios que pugna por contar con una publicidad oficial.
No es el caso de Politica Necochea.Se puede sobrevivir sin los recursos del estado como lo venimos haciendo desde nuestra aparición hace más de seis años.Y tener la libertad de conciencia que no usufructuamos del dinero que aportan los contribuyentes.
 

Comentarios Libres