Jueves 17 de Enero, 09:46 hs

Porcaro contra las cuerdas.Deberá declarar como imputado en febrero y trascendió la compra de un campo

Roberto Porcaro, como otras personas vinculadas con la causa caratulada “cohecho y tráfico de influencias”,serán citados a declarar en febrero ante la Justicia en relación con la forma en que se concedió el predio en el que hoy funciona la empresa Sitio 0, en Puerto Quequén.
Si bien en diciembre se preveía que iban a ser inminentes las indagatorias, fueron pospuestas para febrero, una vez que culmine la feria judicial de enero. Así lo confirmó a TSN el juez Bernardo Bibel, que entiende en esta causa, que tiene conexión con otras que forman parte de lo que se dio en llamar la Ruta del dinero K.
La investigación tuvo su origen en la denuncia efectuada por el fiscal José María Campagnoli en la causa denominada "Báez Lázaro y otros sobre extorsión”, en la que se formuló como hipótesis a investigar el pago de un millón de dólares a Roberto Porcaro en Bonar VII por su intervención y gestiones en Puerto Quequén para que la empresa se adjudique de manera directa terrenos de incalculable valor. 
Además de esta información ya conocida por los necochenses,en los últimos días se conoció que Porcaro,habría adquirido un campo en agosto de 2018 a una conocida y tradicional familia de La Dulce.El campo estaría ubicado entre el camino de Nicanor Olivera a Ramon Santamarina y como un elemento de prueba figuraría el pedido del tendido de energía eléctrica hasta el establecimiento,pero habría un testaferro que pondría el nombre como titular del lugar,camuflando de todas las formas posibles que dicho establecimiento fuese de Porcaro o su señora.
En cuanto a la causa por la terminal de granos obtuvo permisos de explotación como concesionario por treinta y cinco años prorrogables por diez más. Un dato resalta las irregularidades en el proceso licitatorio, Sitio 0 terminó de constituirse diez días después de obtener la licitación y los permisos para operar en Puerto Quequén. 
Unos días antes de la firma del contrato de concesión, Roberto Porcaro, Carlos Mocorrea, titular de Financial Net y socio accionario de Sitio 0,  y José Luis De Gregorio, ex presidente de Puerto Quequen puesto por Porcaro, viajaron juntos a Estados Unidos. A la vuelta Financial Net le depositó a Porcaro un millón de dólares en una cuenta a nombre de su esposa Patricia Sirvente.
La causa tuvo un parate de varios meses pero tomó nuevo impulso a partir de las pruebas incorporadas en 2017 a la causa madre ante el juzgado federal Nro. 7 a cargo de Sebastián Casanello. 
Según consta en el expediente, el entonces presidente del Consorcio de Puerto Quequén, José Luis de Gregorio y varios de sus integrantes, así como profesionales de planta y contratados que actuaron como asesores, obraron sin transparencia y en beneficio personal y de particulares por lo que intermediaron en gestiones ilegales en servicios pagados por la administración pública. 
Están imputados por los delitos de tráfico de influencias, fraude contra la administración pública y malversación de caudales públicos al concesionar el uso de recursos públicos en forma directa eludiendo el proceso licitatorio.
Si bien se conoce que son diecinueve los imputados, solo trascendieron las identidades de quince, los restantes, ampliamente conocidos en el ambiente político empresarial, están beneficiados por un férreo blindaje mediático y desde el juzgado federal de Necochea no dieron a conocer sus identidades.
Mientras tanto Roberto Porcaro, operador estrella del kirchnerismo; José Luis de Gregorio, expresidente de Puerto Quequén; Carlos Mocorrea, financista de Lázaro Báez; Juan Antonio Nari y Alejandro Nari, titulares de Sitio 0 SA; Jorge Infriciolli, Tomás Martínez, Horacio Da Cuña, Marcos Hermansson, Marcelo Agustín Baqué, Miguel Ardnt y Gabriel Casullo que representan el poder político y económico de Necochea, comenzaron el desfile ante el juez Bernardo Bibel. (www.REALPOLITIK.com.ar y fuentes propias)
 

Comentarios Libres