Domingo 17 de Junio, 22:40 hs

Lo negó el Ing. Bruno.Se está volcando en cantidades el letal phostoxin al Río Quequén

En Necochea no escarmentamos más.Aunque haya costado una vida.Justo en momentos en que se está ventilando el juicio por el escape de fosfuro de aluminio(Phostoxin es la marca más conocida),se pudo saber que este letal producto utilizado para combatir las plagas en almacenajes de cereal,es arrojado en cantidad sobre el Río Quequén desde hace bastante tiempo.Ello significaría,al menos,que la superficie del cauce estaría contaminada por este producto y también corren serios riesgos quienes operan estos productos  u otras personas que pueden luego permanecer en esos sectores del río.No obstante el ingeniero Martin Bruno responsable ambiental del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén se comunicó con Política Necochea para señalar que en la planta que se lencionó como causante del volcado "no se utiliza fosfuro de aluminio,porque no viene líquido sino en pastillas.Y que de ser así los controles que se realizan habrían dado que el agua contiene dicho veneno".
Formulada la explicación del mencionado ingeniero químico que no se puede rebatir por falta de conocimientos,este portal tiene la fuente irreprochable que indica que sí se utiliza este producto.
El Phostoxin es arrojado en grandes cubos y el veneno tiene un color rosáceo o rojo,que rápidamente se disemina por el cauce del río.
Considerando que el mayor volumen de los plaguicidas se destina a la producción agr¡cola, es preciso señalar que su aplicación indiscriminada y sin control puede ocasionar daños al ambiente; como son el deterioro de la flora y la fauna silvestre, la contaminación de suelos, mantos freáticos y aguas continentales y costeras.Esto es lo que viene ocurriendo por volcar fosfuro de aluminio líquido en cantidades al Río Quequén.La planta de almacenaje que realiza esta irregularidad utiliza el área de volcado en inmediaciones al puente Ezcurra tras haber sido utilizado el producto en los silos.Asimismo los operarios que realizan la tarea dentro de los silos no estaría munida del equipamiento necesario para evitar la inhalación por la mucosa respiratoria y sólo contarían con un censor (Foto) que se activa en la zona de tarea cuando hay olor a veneno,cuando llega a 20 el trabajador debe retirarse rápidamente pues puede morir en minutos.Se pudo saber que no es necesario que el censor capte olor a veneno,sino que también se activa si existe una presión que tiene el veneno y por el cual se puede caminar de 20 a 30 metros y se producen los primeros síntomas de ingestión,lo que ha provocado vómitos,mareos,dolores de cabeza.El operario tiene que retirarse prontamente del lugar(el almacenamiento,de lo contrario fallecería).Este censor no lo puede utilizar,como sucede,personal de esta labor,está prohibido,le corresponde a un supervisor de seguridad e higiene.
El fosfuro de aluminio por sus  ventajas de ser barato y no dejar residuos tóxicos, ha sido usado durante muchos años como  insecticida y rodenticida altamente efectivo. Los fosfuros se utilizan ampliamente para  proteger el grano  almacenado en silos, almacenes, bodegas de los barcos y en vagones  para su transporte por ferrocarril. El fosfuro interactúa con la humedad del aire que hay entre los granos para  liberar  fosfina (fosfuro de hidrógeno, trihidruro de fósforo, PH3)  que es el plaguicida activo. La utilización de fosfuros está prohibida  por el Ministerio de Salud de la Nación, para cualquier fin que invoque razones sanitarias (Resolución 774/04, refrendada por la Resolución 456/09).
Por ello y dado que las actividades de fiscalización y control han sido reconocidas como la mayor debilidad en la gestión de químicos en el país, es que la medida más adecuada a tomar es la prohibición de uso del fosfuro de aluminio, como único modo que impida el uso ilegal del mismo ante el peligro real de muerte de quienes manipulan este producto.(CONTINUARA)*Foto:Remarcado en rojo la zona de volcado.

Comentarios Libres