Miércoles 25 de Abril, 16:59 hs

Alcoholizado chocó contra una cervecería hace 4 meses.No contaba con el carnet de conducir,no resarció a dos heridos y se fue al Caribe

El jueves 21 de diciembre del año 2017 la policía se acercó a 81 y 6, donde funciona la cervecería “Vitto” lugar donde una camioneta Fiat “Toro” tripulada por Ramiro Javier Repetto se metió “literalmente” adentro del local comercial rompiendo todo a su paso. En el avance descontrolado, arrolló a dos personas que al día de hoy, siguen sin ser resarcidos económicamente por lo ocurrido y, el culpable, en libertad y de vacaciones. 
El control de alcoholemia arrojó que el conductor de la camioneta; Ramiro Repetto tenía 2,54 gramos de alcohol por litro de sangre. En la Argentina el máximo permitido para conducir un coche es 0,5 gramos por litro de sangre.
El dueño de la camioneta es su padre, el contador Javier Ceferino Repetto.
Las personas lesionadas en el interior de la cervecería fueron los jóvenes Blas Alonso y Ezequiel Dario Sagües quienes disfrutaban de la noche necochense tomando una cerveza.
Han circulado fotos en República Dominicana donde se observa a Ramiro y su padre Javier(éste último dueño de la camioneta y responsable civil de los daños) ambos,se desentendieron de lo acontecido, y, a pesar de que fueron intimados legalmente por los lesionados, no pagaron un solo peso por los daños en la salud de los jóvenes Alonso y Sagües. Puede estimarse que el dinero que debieron utilizar para indemnizar a los jóvenes, fue destinado para otra cosa y así reírse de las víctimas.
Los dueños de local comercial “Vitto” tampoco respondieron por los daños sufridos a los dos jóvenes que estaban en el interior del mismo.
Ante la actitud indiferente de todos los responsables, los jóvenes damnificados estuvieron obligados a iniciar actuaciones judiciales representados por un conocido abogado de la ciudad contra los dueños del comercio “VITTO”, y Ramiro y Javier Repetto algo razonable y lógico frente a la actitud de los responsables de los daños. 
La causa penal se tramita en la U.F.I. N° 2 a cargo de la Dra. Silvia Gabriele. De seguir así, Ramiro Repetto no pagará los daños,no tendrá una pena que cumplir y seguirá conduciendo vehículos por las calles de Necochea.
La justicia civil y penal deberá dar señales de estar a la altura de las circunstancias descriptas a casi 4 meses de ocurrido el hecho que pudo tener mayores consecuencias a las narradas.*Foto selfie de Ramiro y su padre Javier en Dominicana
 

Comentarios Libres